El edificio

El Museo se halla ubicado en el Palau del Batlle (Palacio del Bayle), en el antiguo “Carrer de Dalt”, hoy en día calle Diputación.

El edificio pertenece, desde el siglo XVI, al Batlle (Bayle), la figura encargada de administrar los bienes reales en el municipio.

Las desamortizaciones de inicios del siglo XIX sustraen la propiedad a la realeza y será la familia del Batlle, la familia Mas, quien compre en propiedad los bienes que hasta entonces había administrado. Años más tarde, venderán el edificio a la Diputación Provincial de Castellón con el objetivo de ubicar en él un Museo de Arte Contemporáneo.

El Palau del Batlle es un espléndido edificio del siglo XV, perteneciente al gótico civil valenciano. Sobre el rodeno natural del terreno se levanta su amplia fachada de piedra sillar, con la portada formada por un gran arco de medio punto de alargadas dovelas, acompañada a izquierda y derecha con tres y una ventanas rectangulares; en un segundo nivel vemos cuatro magníficas ventanas góticas geminadas sin la columna de parteluz; y en la parte alta aparece la galería de pequeñas ventanas, dieciocho, con arcos de medio punto, típicas de los edificios del gótico civil, sobre las que se reparten seis gárgolas curvadas.

En el interior, distinguimos cuatro niveles: semisótano, dedicado a almacenamiento; entresuelo dedicado a servicios; piso principal o vivienda propiamente dicha; y piso alto destinado también a almacenamiento y servicios. En el patio o jardín del Palau del Batlle, que da a la Plaza de la Iglesia encontramos un aljibe con brocal, un lavadero, y una Torre separada del resto del edificio.

En las diferentes fases de restauración para la adecuación a museo, no se modificó la estructura del edificio, sino que se hizo una adaptación y consolidación respetando las estancias, capilla, alcobas e incluso las chimeneas. La última restauración tuvo lugar el 7 diciembre de 1991.