Conservación y Restauración

IVC+R CulturArts Generalitat

El principal cometido del Departamento c+r de Arte contemporaneo de la Unidad de Conservación, Restauración e Investigación IVC+R CulturArts Generalitat en el MACVAC se centra en la conservación, restauración y puesta en valor de todas aquellas manifestaciones artísticas, tales como la pintura, escultura, documento gráfico, artes decorativas, objetos de diseño, instalaciones, elementos audiovisuales o multimedia, etc., que desde una perspectiva cronológica corresponden a un período de tiempo comprendido desde mediados del XIX, hasta nuestros días.

Debido a las particularidades de muchas de estas piezas, el establecimiento de las medidas de conservación y el diseño de intervenciones específicas, se realiza a través de grupos multidisciplinares entre las distintas Áreas/Departamentos del IVC+R CulturArts Generalitat. Estos trabajan de forma conjunta y coordinada, a fin de solucionar todas aquellas problemáticas de conservación que difieren de las consideradas “tradicionales”.

Una de las principales características del Arte Contemporáneo es la gran heterogeneidad de materiales y técnicas presentes, unidas en una doble dimensión concepto-materia según una filosofía creativa diferente.

La interrelación de factores internos (materiales constitutivos, diversidad, calidad, incompatibilidad, nivel de experimentación, mayor sensibilidad, voluntad del artista de otorgar a su obra un carácter efímero, etc.), con los de orden externo (condiciones ambientales durante la exhibición, almacenaje y transporte, volumen de obra, etc.), se establecen como responsables de su alteración y deterioro.

Los artistas hacen uso de los medios artísticos tradicionales con los no convencionales, abandonando cánones y tratados, introduciendo elementos industriales de nueva creación (resinas, pigmentos de síntesis, colorantes, postformados, etc.), con elementos hasta no hace mucho impropios del ámbito del arte (cemento, plásticos, gomas, componentes eléctricos o audiovisuales, elementos de origen orgánico, etc.), pudiendo dejar piezas de recambio, copias, instrucciones de montaje, incluir la degradación como elemento artístico o buscar la participación activa del espectador a fin de provocar determinadas experiencias sensitivas (vista, sonido, tacto y olfato), etc.

Además, cabe tener en cuenta la postura de los artistas frente a la intervención de las piezas. Ya que pueden ser favorables, estar en contra de cualquier tratamiento, ejercer su derecho a intervenir o trabajar junto con el restaurador.

Ampliar información www.ivcr.es

En este sentido, la aplicación de la conservación preventiva en todos los ámbitos relacionados con las obras de arte, se hace indispensable.