Realismo e Hiperrealismo

La mayoría de las vanguardias prescindía, o rehuía, de las opciones plásticas que tenían como valor fundamental de la obra el dominio técnico y pictórico que, mediante el análisis formal y cromático, conseguía resultados plásticos parecidos al natural.
A pesar de esa tendencia innovadora muchos autores mantenían como componente significativo de su obra la opción más o menos realista.
Como a menudo las vanguardias oscilaban en sus planteamientos, parecía que, en algún momento, tendrían que incorporar, y así lo hicieron, los conocimientos de la disciplina tradicional del oficio de pintor, eso sí con una cierta visión innovadora; así es como aparece el llamado hiperrealismo. Las siguientes obras estarían concebidas con planteamientos entre realistas e hiperrealistas:

Bola de vidrio sobre blanco y sobre negro - Manuela Ballester
Derechos gestionados por la VEGAP
El ventanal abierto de mi estudio - Ribera Berenguer
Horizontalidad provocada - Antoni Coll
Imágenes - Francisco Sebastián Nicolau
Las Meninas - Traver Calzada
Lucrecia Borja - Amat Bellés
Pomes - Claudia de Vilafamés